28 de marzo, martes

Comenzamos a rezar en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo… “Hola Jesús, de nuevo estoy aquí, un ratito contigo…”.

Comienzo la oración en clave de interioridad,  cerrando los ojos, las manos donde no puedan molestar, respirando profundamente, tomando aire por la nariz y expulsándolo por la boca muy despacio, hasta tres veces.

Recordamos entre todos el evangelio de ayer…y nos centramos en el final que decía:

“…Yo te he curado con el poder de Dios, ¿lo crees?” Él dijo: “Claro que lo creo”. Y le dio un fuerte abrazo…” 

El ciego creyó en la promesa que Dios le hace: curarle.

Jesús no hace caso de lo que dicen los maestros de la ley :”si hay un hombre enfermo, no le hacemos caso; está enfermo porque ha hecho algo malo, porque se lo merece”.

Jesús sin embargo dice: si hay un hombre enfermo, hay que curarle”

  • ¿Tú crees que no puedes curar a nadie? No seas como los maestros de la ley de la época de Jesús…

  • Imagina a quien puedes curar tú, con una palabra amable, con una sonrisa, un abrazo…esa es una manera muy buena de curar.

  • Piensa en alguien que esté cerquita de ti que lo esté pasando mal ahora, e imagina qué puedes hacer tú por él: llamarle, hacerle caso, darle un beso, prepararle un regalo…

  • ¿Verdad que ya te crees un poco más eso de curar? Cada vez que lo hacemos, estamos más cerca de ese mundo maravillo del que nos habla Jesús…un mundo mejor, ese que pedimos cuando rezamos el Padre Nuestro… “…venga a nosotros tu reino…”

    TERMINAMOS LA ORACIÓN DE HOY REZANDO EL “PADRE NUESTRO”

    María Nuestra Buena Madre…Ruega por nosotros

    San Marcelino Champagnat…Ruega por nosotros

27 de marzo, lunes

Comenzamos a rezar en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo… “Hola Jesús, de nuevo estoy aquí, un ratito contigo…”.

Comenzamos la 4ª semana de Cuaresma y como cada lunes, escuchamos las palabras que Jesús nos dice a través del Evangelio

Jesús sana al hombre ciego de nacimiento


Objetivo:
Que los niños comprendan que con Jesucristo pedaleando a nuestro lado, pueden vencer las dificultades y los problemas que tengan. Sólo tienen que mirar como él mira a los demás y tratar a los otros con el mismo amor con que él los trata.

Actividad previa: “La guía del ciego”. La clase se divide en parejas. Un alumno haría de ciego y otro sería su guía-ayudante mostrándole el camino por dónde tiene que caminar para evadir los obstáculos. Después se cambiarían los roles, para que ambos vivan la confianza y el amor en el otro.

Evangelio: Podemos repartir la ficha que aparece en la semana 4ª de Cuaresma, repartida al inicio de la misma o contarles la historia y que con los ojos cerrados la escuchen. Esta ficha pueden colorearla a lo largo de la semana y tenerla de referencia para las oraciones de la mañana.

Adaptación de Jn 9, 1-41

Jesús siempre sorprendía a los maestros de su época. Por ejemplo, muchos pensaban que si alguien tenía una enfermedad se lo merecía, que sería un castigo de Dios por algo que él o sus padres hubieran hecho mal. Por eso les decían, si estaban enfermos, que se aguantasen.
Pero Jesús no. Jesús curaba a la gente. Como ocurrió con un hombre que era ciego desde su nacimiento. Jesús lo vio pasar, y lo llamó. Tocó barro con la saliva, lo untó en sus ojos y le dijo que fuera a lavarse en una poza del lugar. Y cuando lo hizo, recuperó la vista.
Los maestros de la ley estaban furiosos. No entendían nada. Por eso se enfadaron con el ciego, diciendo que lo que contaba era mentira, que no estaba ciego antes, y lo echaron de la sinagoga. Pero Jesús lo encontró y le dijo: “Mira, no les hagas caso. Yo te he curado con el poder de Dios, ¿lo crees?” Él dijo: “Claro que lo creo”. Y le dio un fuerte abrazo.

Explicación del evangelio

Hay que ver a Jesús, y ver como él ve las cosas, los hechos y las personas; con su comprensión, profundidad y amor. Ver con los ojos de Jesús, ver con el corazón de Jesús.

Pero también tenemos que iluminar como Jesús, y llegar a ser luz. ¿No nos ha dicho el Señor que también nosotros somos la luz del mundo? Aunque sea una luz pequeñita, todos estamos llamados a curar a los ciegos, a iluminar las tinieblas, a ser luz. San Juan decía: “Quien ama a su hermano, permanece en la luz”. Ama y serás luz.

Es necesario conversar sobre las formas en que los niños pueden ser bondadosos, dar oportunidades a las personas que les necesiten cuando jueguen juntos,… Haremos hincapié en que no debemos burlarnos de las personas que sufren algún tipo de impedimento, ni reírnos de ellas. Si necesitan ayuda, debemos ayudarles, invitándoles a jugar con nosotros y siendo sus amigos. Debemos verlos con los ojos de Jesús e iluminarlos en las actividades que realicemos.

 Oración

Danos tus ojos, Señor para ver como tú ves al mundo;

tus ojos alegres y comprensivos, para ver el lado bueno de todo;

tus ojos llenos de dolor y cansancio en la cruz,

para saber perdonar;

tus ojos misericordiosos, para saber amar

y mirarlo todo desde el Amor. Amén.

 

TERMINAMOS LA ORACIÓN DE HOY REZANDO EL “PADRE NUESTRO”

María Nuestra Buena Madre…Ruega por nosotros

San Marcelino Champagnat…Ruega por nosotros

24 de marzo, viernes

Comenzamos a rezar en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo… “Hola Jesús, de nuevo estoy aquí, un ratito contigo…”.

Calentamiento: Empezamos con un ratito de relajación.

Jesús es el único que con su agua sacia nuestra sed y el cansancio del camino que llevamos recorrido en nuestro #Bicentour, con las bicis. Necesitamos descansar a su lado y beber de su agua para seguir disfrutando de su compañía y reponer las fuerzas para llegar al final de nuestro camino.

Ahora…tú:

Hacemos un momento de asamblea para analizar la semana compartiendo cosas buenas que han sido capaces de hacer cada uno para acompañar a Jesús en su camino.

Después o conforme los niños compartan avanzan su dibujo en el mural. Les recordamos que el camino no es fácil, pero tenemos la ayuda de San Marcelino y de la Buena Madre.

Estrategia en equipo: Nuestra estrategia de hoy será orar. Rezamos juntos repitiendo la siguiente oración. Para ello nos cogemos de las manos todos los que somos del equipo ciclista de Jesús.

Jesús, gracias

por todas las cosas

que me has dado.

Gracias

por las personas

que me quieren.

Gracias

por todo lo que aprendo

en el colegio.

TERMINAMOS LA ORACIÓN DE HOY REZANDO EL “PADRE NUESTRO”

María Nuestra Buena Madre…Ruega por nosotros

San Marcelino Champagnat…Ruega por nosotros

 

 

23 de marzo, jueves

Comenzamos a rezar en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo… “Hola Jesús, de nuevo estoy aquí, un ratito contigo…”.

Contar con el otro…

  • Calentamiento: Empezamos con un ratito de relajación.

Leemos otro pedacito del evangelio del lunes…

“…Jesús dijo: “Mira, a mí esas tonterías me dan igual. Te pido agua, y te ofrezco algo mucho mejor, ‘Agua viva’”. Ella lo miró con cara de no entender: “¿Qué significa eso del ‘agua viva’?” Jesús le contestó: “El agua viva es un agua que si la pruebas no tienes más sed, y es una fuente de vida eterna”. Se refería con eso a la palabra de Dios, al amor, a todo lo que Dios nos enseña.
Entonces la mujer le dijo: “Dame de esa agua, que así no tendré más sed…”

 

  • Etapa ciclista:Explicación del trozo de lectura.

Jesús necesitaba la ayuda de la samaritana. Jesús ofrecía su ayuda, pero la samaritana no se daba cuenta de que le pedía ayuda y a la vez, no se daba cuenta de que la samaritana no cogía la ayuda que le ofrecía Jesús.

Ahora…tú:

Nos preguntamos en nuestro interior:

  • ¿Cuántas veces has podido ayudar a un compañero y no lo has hecho?

  • ¿Te has reído de él o ella?

  • Seguro que has ayudado alguna vez a un compañero.  ¿Cómo te has sentido?

  • Estrategia en equipo: Es momento de compartir lo que hemos pensado.

    TERMINAMOS LA ORACIÓN DE HOY REZANDO EL “PADRE NUESTRO”

    María Nuestra Buena Madre….Ruega por nosotros

    San Marcelino Champagnat…Ruega por nosotros

22 de marzo, miércoles

Comenzamos a rezar en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo… “Hola Jesús, de nuevo estoy aquí, un ratito contigo…”.

  • Calentamiento: Empezamos con un ratito de relajación.

Leemos otro pedacito del evangelio del lunes…

“…Tenía sed, pero no tenía nada con que sacar agua. Entonces apareció una mujer que traía un cubo. Era samaritana. Jesús le pidió: “¿Me das agua?” Ella quedó sorprendida. “Anda, ¿me hablas, aunque tú eres judío y yo soy samaritana?…”

  • Etapa ciclista: Explicación del trozo de lectura.

La mujer samaritana no se podía creer que un extranjero le hablara pues se llevaban muy mal, los judíos y los samaritanos.

Ahora…tú:

Nos preguntamos en nuestro interior:

  • ¿Cuántas veces has mentido a la seño, al profe o a tus padres?

  • ¿Hemos desconfiado de los demás?

  • Estrategia en equipo: Nuestra estrategia de hoy es confiar en los que están a nuestro alrededor y decir siempre la verdad.

    TERMINAMOS LA ORACIÓN DE HOY REZANDO EL “PADRE NUESTRO”

    María Nuestra Buena Madre….Ruega por nosotros

    San Marcelino Champagnat…Ruega por nosotros

21 de marzo, martes

Comenzamos a rezar en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo… “Hola Jesús, de nuevo estoy aquí, un ratito contigo…”.

 Descansar en la vida, sentarse y pensar.

  • Calentamiento: Empezamos con un ratito de relajación.

Leemos otro pedacito del evangelio de ayer…

“…Jesús se sentó junto a un pozo. Tenía sed, pero no tenía nada con qué sacar agua…”

  • Etapa ciclista: Explicación del trozo de lectura.

Jesús estaba cansado físicamente y necesitaba sentarse después de caminar tanto.

Ahora… tú:

Tú eres de la clase de …… y tienes tus compañeros, tu seño o profe y nadie es mejor que los que están en tu clase.

Ahora piensa… Hay veces en nuestro día a día que debemos sentarnos y pensar un poco en lo que estamos haciendo.

Cuando la seño, te dice: “siéntate, cállate y escúchame” seguro que te lo dice mirándote y sin hacer nada más, sólo quiere que le prestes atención sin hacer nada más. Porque lo que te va a decir es importante.

Eso es la oración, algo muy importante para los cristianos, ESCUCHAR ALGO IMPORTANTE QUE JESÚS NOS QUIERE DECIR. Nos tenemos que sentar y no pensar en nada más que en lo que Jesús quiere decirme.

  • Estrategia en equipo: Nuestra estrategia de hoy es la oración. Por tanto, vamos a estar un momento en silencio para escuchar eso que Jesús nos quiere decir.

    TERMINAMOS LA ORACIÓN DE HOY REZANDO EL “PADRE NUESTRO”

    María Nuestra Buena Madre….Ruega por nosotros

    San Marcelino Champagnat…Ruega por nosotros

20 de marzo, lunes

Comenzamos a rezar en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo… “Hola Jesús, de nuevo estoy aquí, un ratito contigo…”.

Comenzamos la 3ªsemana de Cuaresma:  Caminar…conocer

Hacemos la oración de esta semana en tres pasos: calentamiento, etapa ciclista o carrera y estrategia o labor de equipo (del equipo de Jesús). Así, aprendemos de Jesús y formamos parte de su equipo.

  • Calentamiento: Empezamos con un ratito de relajación.

Leemos evangelio de la samaritana en el pozo de Sicar .

Adaptación de Jn 4, 5-42 (fragmentos)

Jesús llegó a un pueblo que se llamaba Sicar. Era de la región de Samaría. Los samaritanos tenían muy mala fama entre los judíos, porque decían que eran poco piadosos y no cumplían la ley, así que los judíos y los samaritanos, ni se hablaban unos con otros.
Jesús se sentó junto a un pozo. Tenía sed, pero no tenía nada con que sacar agua. Entonces apareció una mujer que traía un cubo. Era samaritana. Jesús le pidió: “¿Me das agua?” Ella quedó sorprendida. “Anda, ¿me hablas, aunque tú eres judío y yo soy samaritana?” Jesús dijo: “Mira, a mí esas tonterías me dan igual. Te pido agua, y te ofrezco algo mucho mejor, ‘Agua viva’”. Ella lo miró con cara de no entender: “¿Qué significa eso del ‘agua viva’?” Jesús le contestó: “El agua viva es un agua que si la pruebas no tienes más sed, y es una fuente de vida eterna”. Se refería con eso a la palabra de Dios, al amor, a todo lo que Dios nos enseña.
Entonces la mujer le dijo: “Dame de esa agua, que así no tendré más sed”.

  • Etapa ciclistaExplicación del principio de la lectura.

Jesús no estaba quieto en un sitio. Enseñaba y vivía con mucha gente y en varios sitios.

Acompañamos a Jesús en la bici, atravesando los valles y paisajes de Judea hacia Galilea, pasando por Samaría. El aire roza nuestro rostro. Y a veces el viento frena nuestra bici. Pero vamos con la fuerza de Jesús, que pedalea a nuestro lado.

Ahora…tú: Tú eres de la clase de …… y tienes tus compañeros, tu seño o profe y nadie es mejor que los que están en tu clase. Ahora piensa…

  • ¿Eres amigo de un compañero de otra clase?

  • ¿Juegas con él en el recreo? ¿Le ayudarías en clase?

  • Estrategia en equipo: Hemos de buscar que cada miembro del equipo de Jesús piense en un compromiso de ayuda a los demás en esta semana. Deben elegir a una persona y ofrecerle esa ayuda que han pensado. No vale que sean todos amigos. Hay que ayudar a todos, pues todos formamos parte del mismo equipo ciclista de Jesús.

    TERMINAMOS LA ORACIÓN DE HOY REZANDO EL “PADRE NUESTRO”

    María Nuestra Buena Madre….Ruega por nosotros

    San Marcelino Champagnat…Ruega por nosotros